Visitamos el Santuario del Miracle para "supervisar" las actuaciones en accesibilitad.

Se han instalado rampas y un servicio adaptado a la Casa Gran, mientras que el espacio exterior del santuario se ha acondicionado para personas con movilidad reducida

Dos representantes del Grupo de Accesibilidad de ASPID han visitado este mediodía el Santuario del Miracle, en el municipio de Riner, para comprobar la operatividad de las actuaciones que se han realizado aprovechando la reciente rehabilitación y acondicionamiento de la Casa Gran (antiguo albergue de acogida de peregrinos) y de la zona exterior que rodea al conjunto arquitectónico.

Acompañados de Joan Solà, alcalde de Riner, los miembros del Grupo de Accesibilidad han visitado el patio renacentista de la Casa Gran, accesible con rampa, así como las tres exposiciones sobre el barroco, juguetes antiguos y carteles comerciales situados en la segunda planta de el edificio, accesible con ascensor adaptado.

Los representantes de ASPID han podido recorrer también el camino adaptado que circunvala el conjunto constructivo, la iglesia, el espacio de la Bassadòria (antigua balsa para abrevar el ganado), el ayuntamiento (situado en la misma Casa Gran) y los alojamientos rurales adaptados construidos en la zona.

Tras la visita, Montardit ha afirmado que “salvando algún pequeño detalle fácilmente enmendable, el conjunto del santuario está perfectamente acondicionado para personas con alguna discapacidad o con movilidad reducida, sean personas con silla de ruedas eléctrica o manual, con andador o con muletas ”.

Por su parte, Solà ha explicado que "uno de los objetivos de la rehabilitación del conjunto era precisamente el de hacerlo más accesible, porque el ayuntamiento tiene muy claro que todo el mundo tiene derecho a disfrutar del patrimonio cultural".

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Riner finalizó a finales de verano las obras de mejora del espléndido patio interior de la Casa Gran, un notable ejemplar de arquitectura civil renacentista y barroca. Las obras también permitieron acondicionar y reordenar toda la zona exterior, eliminando barreras arquitectónicas y habilitando zonas ajardinadas, de descanso y aparcamiento.

La actuación incluyó concretamente la mejora de la accesibilidad del edificio para personas de movilidad reducida, colocando diversas rampas de acceso y un servicio adaptado.

El espacio exterior ofrece un circuito perimetral que conecta las zonas más emblemáticas (el monasterio, la iglesia, el acceso a la plaza principal del santuario, el camino del vía crucis, la capilla de la Desaparición, la Casa de Espiritualidad y la Casa Grande) y que está totalmente adaptado a personas con movilidad reducida.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Configuración