Historias de vida con gente mayor: aprendiendo de las generaciones anteriores
Las personas mayores han vivido diversas experiencias y han enfrentado muchos desafíos a lo largo de su trayectoria vital, por lo que conocer sus historias de vida puede ser muy enriquecedor.

A menudo, al conversar con personas mayores, podemos aprender sobre la historia y la cultura de nuestra sociedad y los cambios que han ocurrido a lo largo de los años. Pero las historias de vida de las personas mayores van más allá de la mera transmisión de conocimientos; también pueden ser una oportunidad para conectar con otras personas y crear vínculos más profundos.

En los Servicios de Atención Domiciliaria (SAD) de ASPID, somos conscientes del valor que esto aporta y consideramos de especial importancia conocer las historias de vida de las personas a las que acompañamos. Esto nos permite entenderlas mejor y proporcionar una atención más personalizada y adecuada a través de nuestro servicio.

Las historias de vida pueden ser una parte valiosa y enriquecedora de un Servicio de Atención Domiciliaria. Los beneficiarios de nuestro SAD, frecuentemente personas con discapacidad y/o dependencia, tienen historias y experiencias vitales para compartir, y escuchar y aprender de estas historias puede ser beneficioso tanto para ellos como para los cuidadores y otros miembros del equipo de atención domiciliaria.

Además, en el SAD de ASPID contamos con la figura del gestor de casos, quien se encarga de coordinar y supervisar el cuidado y tratamiento de las personas. Trabaja en colaboración con agentes sociales y sanitarios para asegurar que aquellos que necesitan apoyo domiciliario reciban una atención adecuada y continua. Es a través del gestor de casos que se trabajan las historias de vida de las personas a quienes brindamos acompañamiento y soporte social y sanitario en sus hogares.

Para el gestor de casos, escuchar y aprender de las historias de vida de la persona bajo su cuidado puede ser muy valioso, ya que ayuda a comprender mejor a la persona y sus necesidades, y proporcionar una atención más personalizada y adaptada a estas.

Incorporar historias de vida en el servicio de atención domiciliaria puede tener diversos beneficios:
•Fomentar la conexión y el vínculo entre las personas implicadas
•Proporcionar una fuente de entretenimiento y distracción
•Ofrecer una oportunidad para reflexionar
•Reducir el sentimiento de soledad no deseada
•Mejorar la memoria
•Mejorar la comunicación y empatía
•Ayudar a las personas a sentirse más valoradas y reconocidas.

Es importante tener en cuenta que cada persona es diferente y que no todas estarán dispuestas o serán capaces de compartir sus historias de vida. Respetar los límites y preferencias de cada persona y ser sensibles a sus necesidades y deseos es fundamental.

Finalmente, conocer las historias de vida de las personas a las que acompañamos desde el SAD nos permite personalizar el servicio y orientar la atención a las necesidades individuales de cada persona, mejorando así su calidad de vida y favoreciendo la eficiencia y rendimiento del soporte domiciliario.

Patricia Buedo Bonet
Coordinadora del Servicio de Atención Domiciliaria de ASPID
Trabajadora Social Núm. Col. 8557
Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y razones técnicas, para mejorar tu experiencia de navegación, para almacenar tus preferencias y, opcionalmente, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Hemos incluido algunas opciones de configuración que te permiten decirnos exactamente las cookies que prefieres y las que no. Pulsa ACEPTAR para consentir todas las cookies. Pulsa CONFIGURACIÓN para decidir las opciones que prefieres. Para obtener más información sobre nuestras cookies accede a nuestra Política de cookies aquí: Más información
Aceptar Rechazar Gestionar Cookies