Personas con discapacidad en busca del turismo de aventuras
Hoy en día, hablar de turismo accesible empieza a ser ya un tópico. A nadie se le escapa que hoy el colectivo de las personas con discapacidad son ya un nicho de mercado deseable para la industria turística. Lo que es muy relevante cuando uno de los objetivos principales de los agentes turísticos es desestacionalizar su oferta para garantizar la continuidad del funcionamiento de las instalaciones.

Así pues, una vez hemos comprendido el concepto Turismo Accesible como ese turismo integral y por supuesto incluyendo, que nos ofrece a todos por igual la posibilidad de viajar sin restricciones y sin límites, deberemos entender que el Turismo Accesible no debe entrar en contradicción con el Eco turismo o con el Turismo de Aventura. Nada más lejos de la realidad, ya que mantienen una estrecha relación que además tiene un plus a nivel energético combinando las ofertas turísticas con la sostenibilidad y las experiencias holísticas.

Tanto es así, que ya comienzan a surgir opciones de accesibilidad a países que todavía están en vías de desarrollo y que no sólo comienzan a ofrecer alternativas inclusivas, sino que además buscan soluciones para que estas ofertas sean integrales. Cada vez está más claro que las personas con discapacidad comienzan a ser “el objeto del deseo” de los tour operadores internacionales, que se han dado cuenta de que las personas con discapacidad tienen ciertas características que las hacen ideales para redimensionar la propia industria turística: disponen de más tiempo para el ocio, suelen viajar en grupo, su nivel de gasto es mayor al tener que contratar servicios de soporte, utilizan más días de estancia en cada uno de sus viajes, etc.

Una de las demandas que está cogiendo más impulso es la práctica del Deporte Adaptado, que se ha ido integrando en el catálogo de la industria turística y cada vez da más oportunidades de practicar actividades de aventura como: paracaidismo adaptado, vuelo en parapente como la empresa Entrenubes de Àger, vuelo sin motor, submarinismo accesible y otras muchas actividades que permiten al colectivo no sólo conocer diferentes lugares y paisajes como espectadores pasivos, sino disfrutar de la inclusión en las actividades que se pueden llevar a cabo y vivir un turismo plenamente activo.

Esta reflexión es simplemente un ejemplo de lo que los proveedores de servicios turísticos tienen en mente para agrandar la oferta turística, cada vez hay más sensibilización y conciencia sobre la demanda turística que no ha sido atendida, y se ha empezado a trabajar para solucionar las carencias de accesibilidad en los destinos.

Este nuevo targuet de clientes con movilidad reducida, ha abierto la posibilidad de crear nuevos nichos de negocio que deben suponer un complemento económico nada despreciable a la propia actividad turística. Para aterrizar algo más: han aparecido nuevas líneas de negocio como el alquiler de ayudas técnicas: Scooters, sillas de ruedas eléctricas, grúas para transferencias o sillas para duchas.

Otro de los nuevos servicios que se han puesto en funcionamiento es el de acompañamiento para personas con movilidad reducida o de edad avanzada. Ya han aparecido empresas que prestan el servicio de asistente personal en destinos turísticos que acogen al sector de personas con algún tipo de dificultad en la movilidad.

Incluso las empresas de alquiler de vehículos, ya han movido pieza y están ofreciendo alquiler de vehículos adaptados para la conducción de las propias personas con discapacidad o para el traslado de personas en sillas de ruedas con o sin conductor. Ofreciendo así una alternativa nueva para que las personas con movilidad reducida puedan programarse períodos de vacaciones con la garantía de disponer de plena libertad de movimiento.
Las empresas de traslado de viajeros también han evolucionado en la adaptación de sus vehículos para garantizar plenamente la accesibilidad, garantizando la seguridad de los pasajeros con movilidad reducida.

Finalmente, los propios gestores de los recursos turísticos han formulado sus ofertas locales para garantizar que espacios como: museos, monumentos de interés turístico, playas, rutas urbanas o rutas en plena naturaleza, sean totalmente accesibles democratizando así el uso y el disfrute del patrimonio natural y cultural.

Poco a poco se van uniendo fuerzas y se trabaja en favor de la inclusión, sin embargo, es importante tener en cuenta que no se trata de que nuestras limitaciones nos impidan realizar ciertas actividades con mayor o menor facilidad, sino que depende de nosotros mismos atrever a salir de nuestra zona confort para poder llevarlas a cabo.

Sabemos que todavía nos falta un largo camino por recorrer, pero hemos empezado a dar los primeros pasos en esta materia. ¡Así que ahora ya toca salir de casa y atreverse a conocer el mundo!

Josep Giralt Lladanosa
Soci d’ASPID.
 
Utilitzem cookies pròpies i de tercers per a millorar els nostres serveis i raons tècniques, per a millorar la teva experiència de navegació, per a emmagatzemar les teves preferències i, opcionalment, per a mostrar-te publicitat relacionada amb les teves preferències mitjançant l'anàlisi dels teus hàbits de navegació. Hem inclòs algunes opcions de configuració que et permeten dir-nos exactament les cookies que prefereixes i les que no. Prem ACCEPTAR per a consentir totes les cookies. Prem CONFIGURACIÓ per a decidir les opcions que prefereixes. Per a obtenir més informació sobre les nostres cookies accedeix a la nostra Política de cookies aquí: Més informació
Configuració